¿De que trata el Turismo?

Si tan solo el turismo se tratara de llevar en tu equipaje lo más elemental, entonces solo tomarías un par de ropas, unos tenis, afeitadoras panasonic y tus documentos y a volar. Pero existen varios elementos que hay que considerar al momento de decidir qué tipo de turismo deseas hacer, donde, con quien, entre otros aspectos. 

¿En qué consiste el Turismo?

Se trata del desplazamiento que realizan las persona de forma temporal y voluntaria. Inmerso en tal concepto deben incluirse las relaciones humanas cuya finalidad es la prestación de servicios. Es conocido que los motivos que conllevan al turismo suelen ser diversos, estos en líneas generales se encuentran asociados al ocio. Aunque no lo creamos, el turismo es una actividad de relevante importancia desde el punto de vista social, cultural y económico, y una de las razones es porque debido a el, se incrementa de manera notablemente la inversión tanto en construcciones de infraestructura, como en las edificaciones, generando un mayor nivel de desarrollo en diversas áreas que se encuentran involucradas.

Así como también, en los medios de transporte ya que estos suelen ser mejorados en cuanto a su calidad y frecuencia, lo que directamente se refleja en el aumento de las divisas, disminuyen notablemente las tasas de desempleo, lo que directamente  genera un mayor bienestar a las comunidades que podrían mostrarse afectadas.

En cuanto al punto de vista cultural, para este resulta bastante útil pues permite la apreciación de la cultura a través de sus tradiciones, geografía, artesanías  y otros aspectos de miembros que son ajenos a la comunidad, pero de igual manera permite la valorización y la concientización dentro de la misma comunidad. El turismo funciona como un medio de intercambio cultural, donde personas de distintos orígenes llegan a convivir y compartir sus ideas y costumbres.

Tipos de turismo

Es importante señalar que no todos los turistas cuentan con las mismas características y objetivos, es por ello que pueden ser definidos cuatro grandes grupos:

Sectores populares

Este sector se encuentra constituido por los trabajadores que son asalariados. Es un turismo que se considera inicio en la década de los cuarenta, durante las cuales muchas personas que trabajaban en empresas o instituciones hacían viajes más bien cortos, cuya finalidad era de manera exclusiva vacacionar. Estas personas no suelen acudir a las agencias de viaje ya que estos son realizados por cuenta propia, son utilizados alojamientos creados por el estado y no varían el lugar de su estadía.

Clase media

Este segundo grupo se encuentra encabezado por personas que pertenecen a la clase media, trabajadores estatales, profesionales y empleados de altas categorías que acostumbran movilizarse por sus propios medios en tiempos de vacaciones. Las vacaciones son pagadas por sus ahorros en servicios de buena calidad. Los lugares que suelen visitar son sitios turísticos y estancias, caracterizándose por no ser por mucho tiempo.  

Clase alta

Se compone por sectores que cuenta con los medios necesarios con lo cual no se limitan solo a hacer turismo en sus países de origen. En cuanto a sus estadías, estas suelen ser notoriamente prolongadas, pero además a diario realizan abundantes gastos. De la misma forma utilizan distintos servicios como pueden ser tours con guías o traductores. Estos viajes se encuentran organizados por agencias de turismos. Y los medios de transportes que utilizan los miembros de este grupo suelen ser veloces.

 

También te puede interesar...